10 consejos para evitar la acumulación excesiva de líquidos

Nuestro cuerpo cuenta con sistemas que regulan y mantienen en equilibrio los niveles de líquidos y agua, pero cuando este equilibrio se altera se puede producir lo que llamamos retención de líquidos, es decir, unas acumulación excesiva de líquidos en el organismo que en general se acumula en piernas y tobillos dando lugar a diversas molestias.

La buena noticia es que con un poco de voluntad, buenos hábitos y algo de movimiento lo podemos combatir.

1. Di no al sedentarismo

Tranquila, podrás seguir usando tu sofá, el sedentarismo es más fácil de combatir de lo que crees, y con poco que cambies tu rutina lo notarás. Mover el cuerpo favorece la circulación y por lo tanto minimiza la retención de líquidos. Debes encontrar algo que te sea cómodo para que puedas hacerlo sin dificultad. Por ejemplo, puedes empezar a ir al trabajo andando. Si trabajas todo el día sentada intenta levantarte cada hora y da una pequeña vuelta por la oficina. Comprométete a hacer cada día 5 minutos de estiramientos o ejercicio físico, también puedes optar por el baile, la natación, el patinaje ….. La clave para decirle adiós al sedentarismo es moverse cada día aunque sea en dosis fraccionadas.

2. Sigue una alimentación variada y equilibrada

Come de todo en su justa medida y especialmente alimentos ricos en potasio como las legumbres, las alcachofas, las acelgas, las setas, el plátano, el melón, la sandía o la piña

3. No más prendas ajustadas

Cuanto más ajustada sea la prenda que estás usando, más estará obstruyendo tu circulación y por tanto dificultará la correcta expulsión de los líquidos. Aprovechando que la ropa holgada se encuentra en el top 10 tendencias de este año, puedes sumarte a la moda y lucir prendas menos ajustadas ayudando así a una correcta circulación.

4. Bebe, bebe y bebe 

Si no bebes suficiente agua, tu cuerpo necesitará retener los pocos líquidos que recibe para poder funcionar correctamente. Por esta razón, los expertos aseguran que se deben beber los dos litros de agua diarios recomendados, para facilitar la depuración del organismo y para mantener el equilibrio hídrico.

5. Evita la sal

Se dice que la sal es la principal causa de la retención de líquidos en el organismo. Uno de sus componentes principales es el sodio, y un consumo excesivo de sodio puede causar una acumulación de agua en el cuerpo. Evita abusar de la sal añadida a tus platos y modera al máximo el consumo de conservas, embutidos, quesos curados, salazones, aperitivos industriales, aceitunas…ya verás que  es mucho más fácil de lo que parece,

6. Echa mano de algunas ayudas 

Existen varias plantas que tomadas en infusiones pueden resultar de ayuda. Es el caso del diente de león, la cola de caballo, la ortiga o el abedul. Este último es uno de los ingredientes de nuestro Detox Ultra que gracias al abedul favorece los procesos de detoxificación del organismo. Otro producto estrella de la gama biManán es el Drenaje Ultra, una combinación de plantas que te encantará.

7. Drenajes linfáticos

 La retención de líquidos además del sistema urinario tiene mucho que ver con el sistema linfático. Por ello, existen masajes que facilitan la circulación del líquido linfático en el cuerpo, estos masajes los ha de realizar un experto, generalmente un fisioterapeuta. El drenaje linfático manual es un masaje suave en el que se presionan los puntos adecuados dirigiendo la linfa. Los drenajes linfáticos son uno de los mejores tratamientos para combatir la retención de líquidos.

8. Mantente en un peso saludable

Si padeces sobrepeso u obesidad no esperes más y ponte manos a la obra y mejor si lo haces con la ayuda de un dietista-nutricionista.

9. Buenos hábitos

Además de comer bien, beber mucho, usar complementos alimenticios y mover nuestro cuerpo, es importante que incorpores también buenos hábitos en el cuidado de la piel. Terminar la ducha con un chorro de agua fría en las piernas y aplicar cremas con efecto vascular, siempre en sentido ascendente; desde los tobillos hasta los brazos, favorecerá la circulación y el correcto drenaje de líquidos.

10. No te desesperes!!

Si empiezas hoy incorporando poco a poco, alguno de estos consejos en tu día, ¡notarás muy pronto los resultados!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POST