Cómo conseguir de una vez por todas tu propósito de Año Nuevo

¡¡Estamos a tan solo 3 días de finalizar el año!! En estos momentos es inevitable echar la vista atrás y analizar de dónde venimos y hacia dónde queremos ir. Los propósitos de Año Nuevo con frecuencia suelen fracasar, y el hecho de pactar nuevas metas puede incluso llegar a angustiarnos si todavía guardamos el recuerdo de un propósito fallido en años anteriores. ¡Pero tranquila! Seguramente no sabías que para conseguir un propósito hay que elaborar toda una serie de pasos previos, necesarios para terminar cumpliendo con éxito nuestro objetivo. Desde biManán queremos ayudarte a conseguir de una vez por todas tu propósito de Año Nuevo, por ello te vamos mostrar la forma idónea de llevarlo a cabo.

¿Estás preparada para conseguir todo lo que te propongas este año?

Paso 1: Pregúntate el por qué

Para saber cómo conseguir de una vez por todas tu propósito de Año Nuevo, primero has de preguntarte el por qué. Seguramente ya sepas lo que quieres conseguir, pero, ¿es este objetivo lo suficientemente fuerte en ti como para dedicarle tiempo y esfuerzo?

Al preguntarnos por qué queremos conseguir nuestros objetivos podemos valorar el peso que tienen nuestros motivos, y darnos cuenta de si realmente es algo en lo que queremos invertir nuestro tiempo.

Si la razón es superficial y no encontramos unos motivos sólidos y fuertes que nos conecten directamente con el objetivo, es muy probable que no lleguemos a cumplirlo ya que, invertir tiempo, esfuerzo y probablemente dinero en algo que no nos termina de conectar, suele ser motivo de fracaso.

Preguntándonos el por qué, conseguiremos pulir nuestros objetivos o incluso descubrir otros nuevos con mucho más peso para nosotras.

Paso 2: Fracciona tu objetivo

Ahora que ya tenemos marcado un objetivo concreto, al que sabemos que le queremos dedicar todo nuestro tiempo y esfuerzo para conseguirlo, es momento de elaborar un plan de acción. Para ello, anota en una libreta tu objetivo anual, aquello que quieres conseguir en 12 meses.

Imaginemos que tu objetivo anual, es pasar de 70 kg a 60 kg.

Si ahora fraccionamos este propósito en 12 semanas, es decir 3 meses, y nos proponemos un objetivo trimestral, nuestro objetivo pasaría a ser perder 3,33 kg.

Cuando visualizamos nuestro objetivo en su totalidad se nos puede hacer muy difícil llegar hasta él. En cambio, si lo fraccionamos y nos proponemos perder peso poco a poco, al finalizar el año habremos conseguido nuestro propósito sin que este nos haya resultado costoso.

Perder 3 kg cada 3 meses significa que tenemos que perder 1 kg por mes, y eso es mucho más fácil que pensar que tenemos que perder 10 kg de golpe.

Paso 3: Escribe tus tácticas

¿Qué pasos darás para llegar hasta tu objetivo? Una vez fraccionado nuestro propósito, hemos de pensar qué acciones tomaremos para llegar hasta él.

Anota en tu libreta las tácticas o procesos que realizarás para llegar hasta tu objetivo.

Si nuestro objetivo trimestral es perder 3 kg aproximadamente, podemos anotar 3 prácticas que realizaremos durante los siguientes 3 meses, un ejemplo sería:

Táctica 1: Sustituir el desayuno por un producto beSLIM.

Táctica 2: Ir al gimnasio 2 veces por semana.

Táctica 3: No beber refrescos azucarados entre semana.

A estas tácticas les puedes ir sumando otras a medida que avances trimestralmente, por ejemplo puedes empezar sustituyendo el desayuno solamente, y más adelante incorporar una nueva táctica y sustituir también la cena.

Paso 4: Crea un horario

Ahora que ya tenemos nuestro objetivo anual fraccionado en trimestres, y hemos pensado todas las tácticas que utilizaremos para llegar hasta él, es momento de organizarlas.

Para ello puedes usar un excel, una agenda, un horario, un fondo de escritorio, o aquello que mejor te venga a ti para poder cumplir con tus actividades.

Se trata de analizar tu año e incorporar todas esas prácticas que te ayudarán a alcanzar tu propósito.

Una vez te hayas organizado el calendario, puedes marcar con una X las actividades que lleves a cabo durante los próximos tres meses. La clave de ir tachando las actividades, está en poder marcar todos los días, y así llevar un seguimiento de tus semanas.

Recuerda que si encuentras aquellas razones de peso para conseguir tu objetivo, podrás marcar con una X prácticamente todos los días.

Ahora ya sabes cómo conseguir de una vez por todas tu propósito de Año Nuevo.

Recuerda que si tu propósito tiene que ver con perder peso, sustituir comidas por productos de la gama beSLIM, es una de las mejores tácticas que podrías añadir a tu listado. La sustitución de 2 comidas principales al día por nuestros productos beSLIM, es una forma segura de adelgazar.

¡Este año cumple tu propósito con biManán!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POST