snacks bimanán

¿Te cuidas mucho pero te mata el picoteo entre horas?

Que el picoteo entre horas no se convierta en un problema puedes conseguirlo con nuestros Snacks. Somos muchos los que conseguimos comer de forma equilibrada pero nos cuesta aguantar entre comidas y no sabemos qué comer más allá de una manzana. A menudo necesitamos algo más, dulce o salado, pero algo con más cuerpo y sabor, algo que rompa un poco la monotonía. Y ahí es cuando a veces nos despistamos y picamos lo que no nos conviene.

Hagas una estricta dieta hipocalórica o un menú equilibrado para mantener tu peso, nuestros Snacks son la solución perfecta para que llegues al final del día sin haber caído en la tentación.

En realidad, lo mejor es que sí ¡que puedes caer en la tentación! Pero no con cualquier cosa. Ha de ser con uno de nuestros sabrosos Snacks.

Porque son ligeros, están buenísimos y tienen muy pocas calorías. No te prives de un antojo a media tarde o de acortar la mañana con algo dulce, que ya sabemos que se hace larguísima hasta la hora de comer. Puedes comerte un Snack de biManán, distraer el hambre y disfrutar de un momento muy placentero pues los sabores son realmente deliciosos.

Además, como llevan fibra, sacian el ansia de comer y ayudan a que llegues a la comida o la cena con menos hambre.

Este es el ejército biManán para combatir el picoteo entre horas:

Barrita crujiente de cereales con chocolate negro. 75 calorías por barrita. Apta para celíacos.

Barrita crujiente de cereales con chocolate con leche. 99 calorías por barrita. Apta para celíacos.

Barritas bombón crujiente. 123 calorías por barrita.

Snack chocolate con leche sabor yogur. 91 calorías por snack.

Snack chocolate con leche sabor vainilla. 91 calorías por snack.

Snack chocolate negro praliné. 94 calorías por snack.

Galletas limón. 86 calorías por galleta.

Crackers de queso. 84 calorías por cracker. Perfecta para los antojos de salado o un aperitivo sin remordimientos.

Pruébalos. Nuestro truco es que los tengas en todas partes: en el bolso, en un cajón en la oficina, en el coche, en el armario de casa. Lo vas a notar.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POST